Patrón de la organización

MÁS INFORMACIÓN

En el corazón del Sistema de Administración Hubbard está el organigrama de siete divisiones. Desarrollado por L. Ronald Hubbard en 1965, es un patrón de organización totalmente cuatridimensional que delinea deberes, posiciones y funciones inherentes a toda actividad exitosa, ya sea grupal o individual.

De hecho, el organigrama describe el patrón organizacional ideal para cualquier actividad.

Sin ser un “diagrama de estructura organizativa” tradicional, el organigrama refleja la ley natural fundamental. En un descubrimiento histórico, el Sr. Hubbard descubrió que todas las actividades siguen una secuencia conocida como el Ciclo de Producción.

Esta secuencia no está basada en un arbitrario. El Sr. Hubbard descubrió que, independientemente del tamaño, la industria o el modelo organizativo, es una ley natural observable que hay siete funciones esenciales y exactas necesarias para un esfuerzo coordinado, para lograr cualquier cosa.

Estos están representados en el organigrama como las divisiones 1 a 7 y delinean cada función, mostrando quién desempeña cada función, los títulos y deberes de cada miembro del grupo y el Producto Final Valioso específico de cada división.

Único en este organigrama es que se comienza desde la izquierda y se avanza hacia la derecha, comenzando con la División 1 y pasando por las divisiones hasta la División 6 y luego saliendo. (Un individuo o partícula no fluye a través de la División 7; esta división coordina las actividades del resto de la organización y asegura que funcione correctamente para lograr su propósito).

El organigrama se puede adaptar a cada industria y a cualquier actividad grupal, desde clubes sociales hasta equipos deportivos, desde pequeñas empresas hasta conglomerados corporativos, o incluso desde familias hasta agencias gubernamentales, para aumentar en gran medida la efectividad, la producción y la expansión.

En la medida de su aplicación práctica, las organizaciones pueden incluso analizar sus actividades actuales para descubrir qué funciones organizativas faltan.

Por ejemplo, es obvio que tendrías que estar en comunicación con la gente sobre lo que estás haciendo y tener tus líneas de comunicación bien establecidas dentro y fuera de un grupo para tener éxito en la vida.

Del mismo modo, se requeriría la difusión para decirle a la gente lo que estás produciendo y para promoverlo.

Además, debes tener los materiales físicos para producir tu producto, esto es tu Tesorería. Esto incluye los fondos para comprar los materiales necesarios y un medio para comprarlos, así como el cuidado de tus activos.

Luego está la producción de tu producto: el servicio que se brinda o el artículo que se produce e intercambia en el trabajo y en la vida.

Y cuando el producto está completo, Qualificaciones lo revisa para asegurarse de que cumpla con los requisitos de un producto y, si no, corrige los factores involucrados para que el producto sea valioso y pueda intercambiarse. Qualificaciones también incluye la mejora de tu propia educación y capacitación (y la del personal de una organización) para mejorar continuamente la producción.

Una vez que el producto se verifica como qualificado, la División de Distribución lo distribuye, y a través de relaciones públicas adecuadas crea un nuevo “público” que puede obtenerlo y que hace que tú y tus productos sean conocidos y deseados por ellos, y así el ciclo se repite y se produce la expansión.

La División Ejecutiva se ocupa de establecer objetivos, promover el propósito y concebir y ejecutar la planificación para el futuro, que también mantiene las cosas en funcionamiento y resuelve los diversos problemas que surgen.

Las funciones realizadas por cada división se subdividen en departamentos, generalmente en números de tres, lo que hace un total de veintiuno. Cada departamento tiene una función y un producto únicos, y estos sumados logran el producto general de la división.

Subrayando aún más la funcionalidad universal de este descubrimiento innovador (referido como una máquina filosófica), uno puede incluso mirar a través de su propia vida y descubrir si estas veintiuna funciones se están expresando y realizando, y si se encuentra alguna omisión, esta expondrá la causa de los problemas hasta ahora “inexplicables”. Aún mejor, con este conocimiento, uno puede tomar medidas para remediar estas deficiencias y mejorar su vida.

Este organigrama no es un gráfico o plano de pared bidimensional estático. Existe en tres dimensiones, y continúa a través del tiempo. Idealmente, se montaría en un cilindro enorme para mostrar que fluye en un círculo, con la División 7 uniéndose a la División 1. En realidad, es una espiral, con la División 7 más alta y adyacente a la División 1. Entonces, para enfatizar este hecho en el tablero bidimensional, la División 7 se coloca antes que el resto de las divisiones.

Y haciendo énfasis en su nombre organigrama, está configurado para lograr una acción continua.

– Los editores

MANTENTE EN CONTACTO CON PROSPERITY®

 Publicamos nuevos artículos dos veces al mes en nuestro

sitio web de la revista Prosperity Online.

Regístrate aquí y únete a nuestra lista de suscriptores.

Los primeros cuatro artículos son gratuitos para todos.

¡Como miembro puedes acceder a todos!